Con la intención de elaborar un plan de trabajo en conjunto, el Clúster de Energía de Corfo Antofagasta reunió nuevamente a empresas generadoras, instituciones académicas y públicas en el marco de la sub mesa 2 de Capital Humano que impulsa el programa regional, donde se busca promover la capacitación y mano de obra en el sector bajo la vinculación del mundo público y privado.

La instancia tuvo la destacada participación de las carteras ministeriales de Economía, Energía y Trabajo, quienes concordaron en la importancia de fomentar una estrategia colaborativa entre todas las partes involucradas.

Aldo Erazo, seremi de Energía de la Región de Antofagasta, se refirió al cierre del proyecto de Estándares de Competencia de Sistemas Solares Térmicos y Concentración Solar de Potencia, presentado por el Ministerio de Energía, además de enfatizar en que “estamos muy contentos del trabajo desarrollado por la Mesa de Capital Humano a nivel regional, pues después de casi un año de trabajo hoy se presentaron los perfiles de concentración solar de potencia y los planes formativos para esta área. Esto es un tremendo paso para la industria y las entidades educativas, ya que, nos permitirá formar a los técnicos que requiere el sector energético”.

Los proyectos de energías renovables no convencionales en la región han avanzado con mayor rapidez que la oferta educativa, un tema que ha sido contestemente conversado por los actores de la industria.

Respecto a ellos, María Paz Valencia, directora de Carreras Áreas Ingeniera del Instituto Profesional Santo Tomás, enfatiza que es importante la vinculación del sector público y privado en materia de energía y la academia.

Hoy contamos con tres carreras directamente relacionadas con el sector, las carreras de   Ingeniería y Técnico en Electricidad y Electrónica Industrial y la carrera de Técnico en Energía solar, el proyecto educativo de Santo Tomas está basado en competencias, donde nuestro estudiante está focalizado como centro del proceso educativo. Por lo tanto, la vinculación con el mundo laboral y la empresa y sector público es vital para que adquieran experiencias de lo que pasa en la industria”, aseguró.

Desde el mundo empresarial, Daniela Castillo, coordinadora de Asuntos Regionales y Comunitarios de Cerro Dominador, se refirió así “los objetivos son conocer desde el alma de la Región las preocupaciones, necesidades, brechas y colaborar en su atención para robustecer la empleabilidad local. el Clúster de Energía ha sido un aliado estratégico en la articulación de instancias que nos permitan contribuir en ese fin. Como empresa somos pioneros en alcanzar altas tasas de empleo ocupados por trabajadores de sus comunidades aledañas, en invertir en su formación y obteniendo además grandes resultados productivos.”

Finalmente, se contó con la presentación de ChileValora, sobre la puesta en marcha del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales que se ha caracterizado por promover el trabajo basado en el diálogo social tripartito, donde congrega tres actores clave del desarrollo: gobierno, empresarios y trabajadores; Y en esta oportunidad, dieron a conocer cinco proyectos de competencias para el sector energético y los perfiles de mano de obra.

“El objetivo principal de ChileValora en esta línea es poner a disposición del sector distintos productos que aporten a la productividad del sector y sobre todo a la profesionalización de los trabajadores. Cuando se levanta un perfil ocupacional se identifican las principales competencias, conocimientos, destrezas y habilidades que debe tener una persona para desarrollar una función laboral específica”, enfatizó Loreto Méndez, Jefa Relaciones Institucionales y Comunicaciones.

Durante la actividad se contó también con la valiosa información de los Instrumentos Fondo de Innovación y Competitividad Regional (FIC-R) del Gobierno Regional de Antofagasta y las experiencias en temas de financiamiento para planes de trabajo del Clúster Minero.

Finalmente, la sesión extraordinaria enmarcada en la mesa de Capital Humano, ayudó a identificar las fortalezas y debilidades de competencias de la mano de obra, con el fin de poder certificar y cumplir con el estándar de la industria.