Un total de 110 operadores y operadoras de División Chuquicamata, participaron de la ceremonia que por primera vez certificó competencias laborales en equipos de movimiento de la División.

En específico, el proceso iniciado a fines de 2018 por la minera estatal, en conjunto con Fulcro ABC y Chile Valora, abarcó los perfiles de Operador de Equipos Auxiliares Rajo, Operador Base de Equipos Auxiliares Rajo, y Operador de Carguío Rajo; arrojando como resultado el reconocimiento a la labor de más de cien trabajadores y trabajadoras, pertenecientes al sector productivo de la Minería Metálica, y al sub sector dedicado al cobre, que recientemente recibieron el diploma que avala sus habilidades, en una ceremonia emotiva e íntima.

Como es habitual en estas instancias, el ciclo inició con un levantamiento de evidencias en torno a competencias existentes que, tras ser procesado bajo un estándar nacional, pudo ser ejecutado y certificado por el Estado. “Esta es la etapa culmine de un proceso sumamente importante, en el que Chile reconoce habilidades de trabajadores, de forma independiente a la modalidad por la que las aprendieron. Es un modo de indicarles que cuentan con las competencias necesarias, lo que además de ser materia de orgullo para ellos y sus familias, les generará sin duda mayor empleabilidad”, explica Álvaro Le Blanc, Seremi de Trabajo y Previsión Social de la Región de Antofagasta.

Por su parte, desde Codelco Chuquicamata valoran enormemente el resultado, pues aseguran que contribuye a corregir brechas tanto en operación, como en temas ligados a la seguridad. “Esto a la larga nos permite ser una empresa más productiva y más competitiva. Por otro lado, movimiento de tierra, y el trabajo operando equipos de alto tonelaje, siempre se ha relacionado con hombres, pero hoy estamos muy contentos de tener a operadoras que se destacan.  Esta es una tarea de mucho detalle, y las muchachas han demostrado que lo pueden hacer igual o mejor. A eso sumamos su preocupación constante por la seguridad, que además de ser aplicada, es enseñada a sus pares. lo que no hace más que demostrar que el trabajo en equipos multigénero, genera un ambiente mucho más colaborativo, y nos lleva a enfrentar desafíos con una mirada distinta y necesaria”, sostiene Aldo Jofré, Gerente Mina Rajo.

En línea con el reconocimiento de la empresa, el Seremi de Minería, Alex Acuña, alabó un proceso que se asegura, se torna cada día más necesario. “El trabajador es la pieza esencial de nuestro motor, y en ese sentido, iniciativas como ésta que estandarizan el trabajo y las competencias, son muy importantes. Tanto así que pueden involucrar desde mejoras en el desempeño y calidad, hasta en temas de seguridad e incluso ambiente laboral”, sostuvo quien también tuvo palabras para elogiar la participación femenina, en un rubro que hasta hace años les era negado. “Yo soy de Chuquicamata, por lo que he visto cómo ha evolucionado este tema, pero a pesar de que ha sido lento, ya se están apreciando los cambios, y la mujer ya no es relegada al área administrativa solamente”. 

 

Rompiendo paradigmas

Pero sin lugar a dudas, los y las protagonistas de la jornada, fueron quienes acompañados por sus familias, recibieron el certificado que da por cerrado un ciclo, acompañado de un ramo de flores entregado tanto a mujeres como a hombres.

Desde Fulcro ABC, aseguran que esta fue una apuesta para romper el esquema y prejuicio de que las flores son solo para el género femenino, y marcar un nuevo hito, tal como lo hicieron al ser la primera empresa regional en certificarse en la Norma NCH3262, sobre igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal. El gesto, aunque sorprendió a los asistentes, fue tomado con agrado por una audiencia minera que se mostró complacida.

Fue el caso de Cecilia Alquinta, operadora de tractor neumático y cargador frontal certificada por Chile Valora. “Yo soy la sexta mujer que ingresó a la Mina Chuquicamata, y en ese entonces era muy distinto, partiendo por la falta de infraestructura. Hoy sí la hay, y además de eso, se nos respeta como mujeres. Siento que falta aún, pero muy poquito. Ver cómo hemos ido creciendo, me hace sentir que el panorama se ve positivo, y eso es también por los buenos resultados que hemos dado como operadoras. Por lo mismo me sirve tanto esta certificación, que además de ser un reconocimiento a mi esfuerzo, me abre muchas puertas como mujer, con visión y altura de miras”, explica.

Las impresiones de la trabajadora, fueron alabadas por la Seremi de la Mujer y Equidad de Género de la Región de Antofagasta, Katherine Veas. “Sin duda todavía hay varios desafíos, marcados por estereotipos de género que debemos ir eliminando. Es un tema cultural que tenemos que cambiar, pero afortunadamente actividades como ésta se convierten en una tremenda señal de lo que viene, y sobre todo, de que las futuras generaciones van a gozar de mayor equidad y espacios para incorporarse en rubros tan relevantes como lo es este para el país y la región”, expresó la autoridad.

Algunas impresiones:

“A nivel más humano lo que hacemos es colocar sobre la mesa el trabajo bien hecho por  las personas, demostrando su productividad. Es un reconocimiento a la trayectoria y al hacer bien la pega. El sistema está diseñado para que certifiques una competencia hoy, pero en el futuro puedas sumar otras competencias, así funcionan las naciones desarrolladas”, Boris Aguilera, Gerente General de Fulcro ABC.

“Si bien habíamos trabajado en otras áreas, esta es la primera operativa propiamente tal y nos llena de orgullo. Por otro lado, la participación femenina fue un hallazgo notable y súper positivo. Teníamos en conocimiento que había operadoras participando, pero no sabíamos que justamente entre ellas estaría la mejor evaluada de todo el grupo. Fue una excelente noticia, que no hace más que ratificar que se pueden hacer equipos mixtos de primer nivel”, Hugo Miranda, Asesor de RRHH.

“La minería está cambiando y necesita más certificación, gente preparada, reconversión laboral, y obviamente las mujeres toman un rol importante. Estamos muy empeñados en que la mujer se vaya insertando en el ambiente laboral minero, porque genera un bienestar importante para la familia. Es mucho más difícil para ella insertarse, por lo que todas estas iniciativas donde certificamos competencias que no son obtenidas en educación formal, obviamente ayudan a poder dinamizar el ambiente laboral femenino, generándole mayor empleabilidad”, Roger Barraza, Director Regional de Sence.

“Como se nos explicó desde Fulcro al comienzo, esto es enmarcar nuestro conocimiento formalmente, lo que es muy valioso para todos, y en especial para los compañeros más antiguos que quizás no tuvieron la posibilidad de tener título en un instituto. En mi caso, significa un orgullo gigante, sobre todo siendo mujer en minería. Siempre había trabajado en otros rubros como administrativa, pero este cambio rotundo que tomé me enorgullece. Lo recomiendo, así como también atreverse a estudiar y certificarse. Es obtener un valor agregado, un desafío, pero también un orgullo personal”, Layla Castillo, Operadora Especialista de Equipo Movimiento de Tierra.