La actividad dirigida por el Seremi de Energía Algo Erazo, contó con la presencia de Claudia Meneses, directora regional del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SernamEG), entidad que se unió de manera oficial al proyecto público-privado, donde FulcroABC se destaca por ser la primera empresa en certificarse bajo la norma NCH 3262:2012 sobre equidad de género.

FulcroABC, Pyme que asumió el compromiso de participar desde el inicio de Energía + Mujer, ha realizado diferentes actividades convirtiéndose en un participante muy activo. “Tuvimos la certificación y seguimos en diferentes actividades de capacitación y sensibilización con el equipo, principalmente por el cambio cultural que esto conlleva y también trabajamos en reforzar el vocabulario no discriminatorio que se tiene que utilizar en la empresa, así que es un trabajo semanal”, comenta Marjorie Henríquez, jefa de administración y finanzas y representante del sistema de gestión de equidad de género en su empresa.

La directora de SernamEg aprovechó la oportunidad para fomentar y llamar a abrir los espacios a las mujeres en las industrias que han sido históricamente masculinizadas, en todos los cargos y departamentos a nivel jerárquico explicando que las mujeres representan el 52% de la sociedad y que están orgullosos como institución de que la primera Pyme que certificó la norma sea de la región, extendiendo el llamado a otras empresas para que se sigan sumando en avances de género.

“Nosotros orientamos, apoyamos y asesoramos a FulcroABC desde el día uno que quisieron enfrentar este desafío de poder certificar la norma. No es fácil para una Pyme debido a los costos que involucra, así que doblemente meritorio. Sin duda que tienen muchas buenas ideas en protocolos, experiencias y políticas que han implementado en su empresa y que debemos replicar en las otras. Es lo que nosotros precisamente estamos incentivando, que se sigan desarrollando estas buenas prácticas en todas las organizaciones, servicios y empresas en todos los niveles”.

“Para nosotros es fundamental el avance que presentan como empresa, porque si es una Pyme, con harto esfuerzo hacen el gran trabajo de certificarse. Es relevante para las grandes empresas, ya que, si pueden certificar normas que son más conocidas como de calidad, seguridad y medio ambiente, qué mejor que certificarse en temas de equidad de género y que lo puedan promover al interior de su empresa”, agregó el Seremi de Energía, Aldo Erazo.

Sobre los próximos desafíos como organización Marjorie Henríquez comenta que esperan conseguir el Sello Iguala que entrega el Estado, “también asesorar a diferentes entidades, tanto en organizaciones, universidades y colegios a que se motiven y también orientarlos a cómo incluir políticas de diversidad o propiamente tal la certificación de la norma”.

Los pasos a seguir definidos por la mesa de trabajo son hacer charlas en colegios a alumnos y alumnas de tercero y cuarto medio para promover que las mujeres pueden estudiar carreras eléctricas o carreras en general para que sepan que están las oportunidades y ventajas que antiguamente eran principalmente para hombres. El Seremi finalmente declaró, “queremos incentivar a las niñas y que vean en esas charlas integración entre hombres y mujeres, para que, desde ahí, desde la base de la educación hacia el mundo laboral, vean que somos todos iguales”.